7 acciones de Branded Content a tener en cuenta para las próximas Olimpiadas - Upsocl Labs: The Blog
  •  
  •  
  •  
  •  

Se acercan los Juegos Olímpicos 2016 y tenemos mucha curiosidad sobre cómo se estarán preparando las marcas para hacerse un espacio en este gran evento. Miles de personas, con la camiseta de su país y llenos de emoción, estarán pendientes de lo que pasará en cada campeonato. Y allá donde estén los ojos de todas esas personas, querrán estar las marcas, para hacerles disfrutar de grandes experiencias. ¡Y más si sabemos que un tercio de las personas se considera “obsesionada” con los Juegos Olímpicos, según Marketingweek!

“Los Juegos Olímpicos son una de las plataformas internacionales de Marketing más efectivas, alcanzando miles de millones de personas en 200 países del mundo” Página oficial del movimiento Olímpico.

Detrás de los Juegos Olímpicos hay otra competición. Una competición liderada por marcas que luchan por ser la más creativa y memorable, la que cautive a más espectadores. En este juego las reglas las define la imaginación, y los competidores luchan por apoderarse de valores como el esfuerzo y la pasión. La medalla de oro será para el que sepa aportarle valor al momento y narrar su gran capítulo dentro de la historia de Las Olimpiadas.

En los último Juegos de Londres 2012, los anunciantes innovaron en sus campañas, pero las que fueron realmente relevantes, aportando valor a la vida de los usuarios y consiguiendo un gran impacto en la marca, fueron las iniciativas de Branded Content:

El pódium de las marcas. Londres 2012.

1.Aunque en el interior del estado olímpico no  se permitía hacer publicidad, las marcas más hábiles supieron desmarcarse y estar presentes de una manera muy inteligente. BMW se mostró de una forma muy ingeniosa, útil y discreta para amplificar su patrocinio: introdujo un  Mini Cooper a escala 1:4 teledirigido para transportar las jabalinas, discos y martillos de los atletas durante el juego.

2. Otra medalla se la llevó Lloyds TSB, con su presencia e implicación en la vida de los deportistas. Bajo su campaña “Local Heroes”, documentó historias sobre atletas ambientadas en sus lugares de origen, donde se valoraba el esfuerzo y capacidad de superación. Emoción en estado puro.

3. Con el objetivo de llegar directamente al corazón de los consumidores, Procter and Gamble fue capaz de llevar la emoción a un nivel superior. Con su campaña “Gracias mamá” quiso agradecer el papel que juegan las madres; su apoyo incondicional a los hijos que quieren alcanzar sus metas. Con esta acción, la marca registró un 40% más de Brand Equity que en patrocinios anteriores.

4. Samsung también intentó subirse al pódium de las marcas con una jugada muy astuta pero mal implementada. La marca de teléfonos móviles invitó a todos los espectadores a ser parte del evento, manteniéndoles actualizados en cada campeonato a tiempo real. Podría haber sido todo un éxito, convirtiéndose en una segunda pantalla donde se visualizaban los Juegos. Sin embargo, la experiencia de usuario no acompañó a la gran idea; no existía un feed de noticias resumidas y puntuales, sino largos relatos que no encajaban con lo que el usuario buscaba.

5. Todas las grandes querían sumarse y tener su momento de gloria: obviamente eso incluye a las grandes marcas de deporte. Adidas participó en los Juegos como patrocinador oficial y Nike no desaprovechó la oportunidad de atacar y contrarrestar su impacto. El mismo día de apertura de los Juegos, Nike lanzó su campaña internacional bajo el concepto “#Findthegreatness”, haciendo clara referencia al gran evento. Según Nike, “la grandeza no está reservada para las superestrellas, es para todos. La grandeza no esta en un solo lugar, ni en un lugar en especial. La grandeza está donde hay alguien tratando de encontrarla”.

6. Otra marca que se ganó su sitio en el pódium fue McDonalds. Su combinación entre tecnología y entretención dio en el clavo. Desarrolló una app con GPS y sensor de movimiento que permitía participar en los Juegos de forma virtual mientras se retransmitían en directo en sus tiendas. ¿Resultado? 3 millones de descargas, 7,5 millones de interacciones y la generación de 4,5 cupones de comida equivalentes a 8.7 millones de dólares en ventas.

7. Una vez más, Coca-Cola participó muy activamente en los Juegos. Grandes inversiones en patrocinio hicieron que Londres viviera el evento desde una experiencia sensorial; donde primaba compartir buenos momentos, entretenerse e interactuar con sus activaciones. Entre ellas destacó el Coca-Cola Beatbox, que supo atraer hasta a los más reacios. Permitía vivir la experiencia de las Olimpiadas a través de la música, creando canciones a partir de sonidos de personas haciendo deporte. Las melodías musicales cobraron vida en digital y llegaron a audiencias masivas en plataformas sociales, que estaban viviendo el evento desde otras partes del mundo.

¿Qué estarán preparando las marcas para sorprendernos este año en Brasil? ¿Realidad virtual que te permita ser uno de los jugadores de la final de balonmano? ¿Poder volar drones y ver el Juego desde la perspectiva que uno quiera? Sin duda, quien gane será el que sobrepase los límites de la creatividad. El que sepa explotar la emotividad de los Juegos, forme parte de la historia y cree experiencias reales que generen conversaciones que perduren más allá del evento. Cruzar las barreras de lo físico, crear tendencias y lograr difusión en las plataformas sociales. No sólo tener una gran historia será sinónimo de éxito, será también importante conocer el comportamiento de los usuarios para maximizar sus impactos. Aquí van algunos datos sobre preferencias de los seguidores de los Juegos que harán salir de dudas a los más curiosos:

datosolimpiadas

Así que, solo queda decir: ¡suerte y que gane el mejor!