¿Bloqueado? Quizás. ¿Limitado? Nunca. - Upsocl Labs: The Blog
  •  
  •  
  •  
  •  

El mundo de la publicidad digital tiembla. Y es que, desde que los adblockers empezaron a utilizarse de forma masiva entre los usuarios, todos los agentes que forman parte de la publicidad digital se han visto afectados, especialmente los medios. Si, has leído bien: ¡MASIVA! Exactamente 50 millones de usuarios solo en EEUU y 80 millones en Europa.

Mientras que algunos ven con terror el control de los usuarios sobre el contenido (las reacciones incluyen ignorancia, pánico y enfado), hay otros que rápidamente saltaron a la fase de aceptación. Entre ellos Apple, que le dijo “sí” a los adblockers tanto en sus sistemas operativos como en su App Store. Google, por su parte, está estandarizando sus prácticas publicitarias trabajando en conjunto con la IAB, siendo el primer actor en negociar y aceptar a los Adblockers. La IAB tiene más claro que nadie que este año es el año del ad user experience, por eso ya está implementando su herramienta L.E.A.N –light, encrypted, ad choice, non-interruptive- que impulsando una publicidad menos invasiva. El objetivo es ayudar a los editores a “limpiar” sus sitios para que muestren menos anuncios intrusivos, esos que molestan a los usuarios y ralentizan la carga de sus páginas.

A pesar del turbulento panorama, vemos una luz en el camino para todos aquellos que se suman a la fase de aceptación y entienden que el Adblocking no es más que una respuesta natural a la descontrolada y sobresaturada publicidad a la que han sido expuestos los usuarios y que ha ralentizado mucho los tiempos de carga de los sitios. Los medios digitales, sabiendo que la monetización de su contenido recae en gran parte en la publicidad, han tenido que escuchar a los usuarios y convertirse en protectores de su propia audiencia, innovando en sus modelos de negocio. Ha llegado el momento de transformar el presente de la publicidad e invitar a la participación real de los usuarios. Crear ecosistemas amigables que busquen dar experiencias premium y se nutran de contenido relevante.

En definitiva, crear valor al usuario y por tanto al medio. Elevar la calidad del modelo de negocio y replantearse sus relaciones con las marcas. Para eso, todos los actores que intervienen tienen que involucrarse y concienciarse.

Algunos medios como el Washington Post recientemente bloquearon de su sitio a los usuarios que tuviesen activado sus adblockers o que no se subscribieran a su página. Muchos otros, como Vice, Refinery29 o Gawker se han replantearse la situación y enfrentado al nuevo desafío con otro tipo de estrategia. Hace tiempo son conscientes de que, para generar una conexión real entre sus dos clientes (usuarios y marcas), tienen que hacerlo con contenido relevante y presentarlo en formatos nativos que ayuden a mejorar la experiencia de usuario.

Sin embargo, esta transición no es tan sencilla: hay muchas barreras que ralentizan el crecimiento de publicidad nativa. Por su parte, los anunciantes y agencias de medios están viendo cómo el alcance de los anuncios se va reduciendo, pero afirman que en muchos casos la eficiencia de los impactos es más alta en los formatos más intrusivos. Toda una dicotomía. También hay una labor de aprendizaje por parte de la industria, que debe ser impulsada por la agencias, mostrando a los propios anunciantes que esto sí funciona y es el camino. Existe además, un gran debate en la medición: actualmente no existe un modelo consolidado que defina cómo se debe medir este tipo de publicidad, ni una herramienta definitiva que aúne la medición de notoriedad de marca, cobertura y engagement social.

Por otra parte, como comentó Carlos García Acevedo, director de medios digitales de Prisa, hay dos conceptos que están suponiendo una barrera para su desarrollo: la intermediación y la estandarización. Las agencias de medios, actuando como intermediarios, impulsan tipos de publicidad que pueda unificar. A su vez esto es difícil, por la segunda barrera; la estandarización. Lo que hace valiosa a la publicidad nativa es la capacidad de adaptación concreta a cada medio y el aprovechar el vínculo emocional del usuario con ese medio en específico. ¡Esto lo hace muy difícil de estandarizar! Aún así, teniendo claro el camino, estas barreras no son más que desafíos por cumplir.

Además de los formatos nativos, la generación de contenido interesante para la audiencia está entre las principales acciones estratégicas de las empresas para poder crear conversaciones eficientes con los usuarios. De hecho, muchas marcas ya se han convertido en creadores de contenido, como es el caso de Mastercard y su plataforma de Priceless Cities, o de Vodafone con su canal de contenidos “Yu no te pierdas nada”, o Mahou con su “Taller de tiraje”, destinando un espacio a los amantes de la cerveza.

Priceless-Cities

Es increíble ver cómo anunciantes y medios trabajan tan de la mano y están consiguiendo grandes resultados, tal y como demuestran los números. ¿Sabes cuál fue el artículo con mayores visitas en la historia del Huffington Post? Quizás no lo creas, pero fue un artículo patrocinado por IKEA, el cual alcanzó 225.000 lecturas. Déjame sorprenderte de nuevo… ¿Y el segundo artículo más visitado? Uno patrocinado por Aquarius, que llegó a tener 221.000 visualizaciones. ¡Un 79% de los usuarios leyeron el artículo completo! Todo esto nos hace tener cada vez más claro que ha llegado el momento de buscar formatos que velen por una experiencia de usuario más auténtica, limpia y relevante. Impulsar esto a través de conversaciones reales que potencien las experiencias inmersivas de los usuarios.

Son muchos los medios, agencias y anunciantes que están colocando al usuario como epicentro de sus estrategias publicitarias para llegar a ellos como más están demandando: con contenidos que no les dejen indiferentes. Al final, si queremos generar un impacto en el usuario, ¿no deberíamos empezar por pensar en él en una primera instancia?.

Con este planteamiento es cómo comienzan nuestras creaciones en Upsocl Labs. Si eres curioso y te intriga cómo apostamos por el poder de las historias… Aquí te lo develamos