Millennials, la generación más sexy - Upsocl Labs: The Blog
  •  
  •  
  •  
  •  

Pero no sólo es la más sexy: la generación Millennial también la más estudiada, la más preparada y sobre todo, de la que más se habla. ¿Quiénes somos? ¿Y porqué estamos tan de moda?

Somos nativos digitales, probablemente no aprendimos a escribir con una Tablet, pero sí incorporamos precozmente la tecnología en nuestro ADN. Conocemos el mundo conectado, donde hay una sincronización genuina entre On y Off. Las diferentes pantallas no suponen un barrera y somos capaces de manejarnos al mismo tiempo con diferentes dispositivos. El móvil es prácticamente una extensión de nuestro cuerpo y es la principal ventana para conectamos con el mundo digital. Vivimos en el mundo de las apps y buscamos experiencias a través de ellas.

No es de extrañar que seamos muy activos socialmente. En este sentido, incorporamos las plataformas sociales en muchos ámbitos de nuestra vida; no sólo para compartir nuestra vida personal a través de diferentes perfiles, si no para buscar trabajo, conectar con marcas, consultar opiniones, formar comunidades… Vivimos en un mundo conectado donde lo que urge es el ahora y la inmediatez.

Dicen que somos una generación extremadamente crítica: las malas experiencias digitales tienen un impacto negativo mucho mayor sobre nosotros que sobre otras generaciones más antiguas. Y tienen razón porque, al fin y al cabo, buscamos el impacto, la autenticidad y lo genuino.

Nos hemos criado entre conflictos bélicos, inestabilidad económica y corrupción, lo que nos ha hecho desarrollar una sensibilidad especial por la defensa de los derechos, y destacar valores como la transparencia y el compromiso social. En el caso de muchos países europeos, los Millennials sufrimos especialmente las consecuencias de la crisis económica: eso nos posicionó como una de las generaciones más preparadas profesionalmente, por un lado, y con menos posibilidades por el otro. Esto ha generado un sentimiento de frustración, de escepticismo e inconformismo.

Probablemente, la razón de que nuestra generación esté tan de moda es por la magnitud de su segmento. Según Forbes, en Latinoamérica un 30% de la población es Millennial.

Actualmente representamos el 27% de la población mundial, y en la práctica, somos el presente y el futuro de las empresas, la sociedad y el emprendedurismo.

Ahora, ¿cómo impactar a los Millennials y no morir en el intento? 

Puede que tú seas de la Generacion X o incluso de los Baby Boomers e intentes comunicarte con nosotros, los Millennials… Parece complicado hablar a una generación tan diferente y con unos valores tan marcados, que han desarrollado diferentes códigos de comunicación. Porque somos actuales consumidores, pero según Deloitte, en el 2025 representaremos el 75% de la fuerza laboral del mundo. Esto posición definitiva va a generar un impacto cultural inmenso, ya reconocido por las empresas de hoy en día.

Y es que, siendo pesimistas (o realistas), podríamos decir que las organizaciones nacidas en el siglo XX están destinadas a desaparecer en el siglo XXI. Y no es del todo una exageración: si no son capaces de adaptarse a los nuevos valores y a la forma de ver la vida de las nuevas generaciones, la comunicación se verá tan interferida, que acabará desapareciendo.

Si formas partes de las organizaciones que buscan entendernos y forman parte de ésta transformación digital… Te queremos decir algo:

Impulsa experiencias superiores, donde los usuarios sean el centro y los propulsores de la marca. Déjanos los mandos de la nave, y permítenos trazar los nuevos caminos y estrategias.
Se sincero, auténtico y fiel consejero.
Explota las plataformas CRM y el big (o no tan big) data que ya tienes, para crear historias que inspiren, embauquen y personalicen las experiencias, anticipándose a nuestras necesidades.
No creemos en el contenido que no es auténtico, estamos más interesados en relaciones más reales con las marcas.
Si quieres despertar emociones a través de tus historias… Muéstramelo, no me lo cuentes.
No olvides la esencia de esta generación y del material del que estamos hechos; de sostenibilidad, compromiso social e implicación.
Aléjate de las jerarquías y construye organizaciones más planas, abiertas, flexibles y colaborativas. Deja a un lado lo estructural y la obsesión por el dato; redefine las relaciones entre personas.
Enfócate en la transparencia, pregúntate cuál es el fin de tu existencia…

¿Y sabes por qué? Porque tienen razón: sí somos inconformistas y te preguntaremos mil veces ¿por qué existes?, ¿qué aportas? y ¿por qué apuestas?, antes de creerte y apostar por ti. Como sabiamente dice Carmen Bustos, fundadora de Soulsight, las empresas tienen que saber que los valores de los Millennials son mucho más que caprichos de la nueva generación. Son valores que han llegado para quedarse y alterar los sistemas actuales. Deben replantearse cómo incorporarlos dentro de las organizaciones para poder sobrevivir. Es la era de la contribución, la conexión y la creatividad.

Tenemos que buscar nuevos modelos, instaurar códigos, estar conectados, y todo esto, absorberlo culturalmente. Llega el momento de enfrentarnos a folios en blanco, armarnos de lápices de colores y empezar a dibujar historias digitales y arrolladoras, que generen conexiones reales y duraderas.